22 febrero 2018

Refugio en la adversidad (23/02/2018) La cola del yoga.

No voy a hablar de la cuarta edición de Centrifugados que en horario mañana, tarde y noche se celebra en Las Claras y en El Impacto desde hoy viernes a las 17 horas hasta el domingo a las 14 horas con foto final (espero). Hablaré a toro pasado, para comentar lo grande que ha sido el cuarto encuentro, así que tenéis que ir. Yo estaré, y Olga también y Cumbreño, Chose, y Marino y muchos más. Con más de treinta editoriales participantes y poetas de aquí y allá la única opción posible es que nos vemos allí.
Voy a hablar de yoga, ¿es cultura? Hace meditar, así que cultura ha de tener. Hace no mucho solo había un profesor en la Muy Noble, pero luego aparecieron más profesores y en la UP reuní a dos, aunque podría haber reunido a muchos más. Ahora, me comentan, se va a organizar un encuentro de Yoga. Puede ser muy interesante. El yoga consume más calorías que muchos deportes y ya quisieran algunos deportes que salen en prensa tener tantos practicantes como el yoga. Yo voy a Anahata, me sienta bien, pero ya digo que hay muchísimas opciones.
Marzo empieza el jueves con la presentación de la última novela de Juan Ramón Santos. Escritor prolífico a quien admiro desde que presentó su primera novela "Cortometrajes" en la Sala de Columnas. Desde entonces no ha parado de cosechar méritos y reconocimientos. Le veo con un San Fulgencio en breve. Estoy deseando escuchar al finalista del premio Nadal. Además la presenta D. Gonzalo Hidalgo Bayal. Vamos que hay que ir.
Y al día siguiente es el segundo encuentro de Grito de Mujer. Un evento mundial contra la discriminación de la mujer a través de gritos de protesta o de sentimientos. Cada uno lo expresa como puede. El evento lo organiza Demetrio Alonso Izquierdo, un poeta que esta vez se queda al margen de las lecturas y se conforma sólo con la organización. Recuerdo que se presentó en la Concejalía de Cultura en el año 2011 con ganas de hacer cosas y ¡vaya que si las ha hecho! Con gente así da gusto hablar de cultura en Plasencia. La semana que viene Centrifugo. Lo prometo.

15 febrero 2018

Refugio en la adversidad (16/02/2018) Mujer y bruja.

Asistí al nacimiento del Ciclo de Magia Ciudad de Plasencia de manos de Flor Prieto (Concejala entonces) y sobre todo de Víctor Cerro, promotor del evento y organizado persuasor de todos,  un mago a quien considero de los mejores del panorama nacional. Una idea que se ha mantenido de manera saludable año a año -acudimos al VIII ciclo- y que nos ha permitido ver grandes magos y espectaculares actuaciones en teatro y calle. Hoy viernes 16, hay cuatro magas que deberían de llenar el Teatro Alkázar de niños y de padres dispuestos a disfrutar de un espectáculo variado. Solo conozco a Patri Zenner una brujita llena de buena magia y de mucha afabilidad que ya ha actuado en Plasencia, pero el cartel, -Huang Zheng, Amelie y Jessica Guloomal- que le acompaña es de suficiente calidad como para no perdérselo. ¡Ójala el Teatro se llene y no haya un gran vacío como el que acompañó al hipnotizador Jeff Toussand la semana pasada, quien, por cierto, hizo un espectáculo didáctico, bueno y divertido. Necesitamos magia, y mujeres magas también, para combatir la desigualdad y el machismo y que el aforo se llene de mujeres (y hombres) dispuestos a disfrutar.
Por otra parte, y como un aperitivo del mayor acontecimiento cultural de Extremadura el jueves a las 19:00 en La Puerta, Álex Chico  presenta su último libro "Un final para Benjamin Walter". El escritor que tiene una notable proyección y que pasa con facilidad -y notable calidad- de la poesía a la prosa también estará en una noche loca centrifugada. Yo no me perdería el jueves a Álex, hablar con él es siempre un gran placer.
Más: Los Trejanos tienen una tertulia abierta en la Sala Verdugo el lunes para hablar de Felipe Duque. El esfuerzo de la A.C.P. para no dejar en olvido a ningún personaje placentino es magnífico. También ese día y el martes 20, el Cine Alkázar nos proyecta el documental sobre Da Vinci. El que vimos de Florencia fue magnífico, este no debe de ser menos. Habrá que pasar también por Las Claras a ver la exposición de Felipe Boizas. Y espacio no tengo pero todo el fin de semana FIO, en Plasencia y Monfragüe. Viva la diversidad cultural. No tienes excusa.

08 febrero 2018

Refugio en la adversidad (09/02/2018) Historias locales.

El día 3 de febrero ha proclamado la Asociación Cultural Placentina Pedro de Trejo su decimoprimer ganador del certamen de Historia Local que anualmente convoca. El ganador ha sido el profesor de la Complutense Fermín Marín.
No deja de sorprender que en estos tiempos de crisis la Institución consiga sacar adelante un premio de 3.000 euros, primero financiado por Caja Duero y ahora por el Círculo Empresarial Placentino (me alegra que la empresa por fin done algo a la cultura). Una lástima que, aunque esa era su intención, no consigan publicar todos los premios que se han ido obteniendo. 
Sorprende igualmente que una Institución como la Universidad Popular de Plasencia haya mantenido quince ediciones de su famoso curso Memoria Histórica de Plasencia -aquí sí hay libros- con gran éxito de público que, en este caso, sí ha de pagar una matrícula -pequeña- para poder asistir a las charlas. Creo que antes de la plaga lírica -nombre con el que Álvaro Valverde bautizó a la explosión de poetas en la ciudad- hubo una plaga histórica. Son muchos los aficionados que al amparo de falsas leyendas han querido indagar en la historia local y hay no pocos historiadores (licenciados y doctores) en esta ciudad Benéfica que no dejan de investigar año tras año obteniendo premios en todas partes. No puedo citarles a todos porque necesitaría otra entrada.
A su vez, la Iglesia, desde hace más de un año acoge los "Lunes investiga" también como charlas abiertas al público general. A nadie se le esconde que detrás de ello está la Directora de Patrimonio y Bienes Culturales de la Iglesia Mercedes Orantos. Por cierto, durante este mes se expone en la Capilla de San Pablo el Estatuto Fundamental del Cabildo de la Catedral de Plasencia de fecha 1242. Está claro que poco nos va a decir a los comunes contemplarlo, pero puede servir de excusa para poder visitar de nuevo el Museo Catedralicio y el Claustro cuya visita, recuerdo, es gratuita para los placentinos.
Lo que nunca ha llegado a cuajar aquí es la Recuperación de la Memoria Histórica -y me consta que ha habido intentos-, tal vez sea porque como me decía mi Lala, cada vez que me contaba como fusilaron al zapatero en las escuelas me insistía en que no me significase. O tal vez sea porque a pesar de la investigación histórica nos gustan más los Mitos y Leyendas.
No puedo dejar de seguir recomendando la exposición Sonia Valle de fotografías con el mejor amigo del hombre y esta noche el hipnotizador más famoso de la tele estará en el Teatro Alkázar. Otra historia -esa de la hipnosis- que da mucho que hablar.

04 febrero 2018

¿Y cuál es mi nombre?

En pleno encierro pre, a pocos días del primero de los dos miuras a los que me enfrento, poco tiempo tengo, pero no deja de sorprenderme la especie humana a la que, no sé si afortundamente, pertenezco. Es maravilloso que el FB de cada asignatura se anime justo en la semana previa al examen, pero lo más sorprendente es cuando alguien justo en esa semana dice: "¿Hay algunos apuntes buenos?", o mejor aún cuando preguntan cosas de microeconomía (por ejemplo) que a esas alturas ya son consideradas por los demás como básicas porque se respondieron en las primeras semanas del curso. A veces pienso que soy torpe y que mucha gente con estudiar una semana antes tiene el aprobado en su mano.
Podría ser -este tipo de preguntas- un efecto de la inteligencia humana que se pierde en concepciones abstractas funcionando mejor en las prácticas, pero no es así, porque si de trabajo hablamos, lo más de lo más de lo más, pero de lo más, es cuando publicas por ejemplo una convocatoria de oposiciones (el enlace del B.O.P.) y entonces alguien pregunta cosas como: "¿Donde se echan en la pagina web?" o mejor aún "donde se hechan?" Si es que no leemos. Nada.

01 febrero 2018

Refugio en la adversidad (02/02/2018) Cuarto Ciclo de Centrifugado.

Esta semana ha venido a Plasencia, José María Cumbreño a presentar la edición de Centrifugados de este año que eclosiona el último fin de semana de febrero (para que luego digan que febrero es mes malo). Este año va a dedicar la fiesta a las fronteras, de hecho algún poeta no ha podido acudir por ese temita tan borde. Aún así, la fiesta está asegurada. He mencionado más de una vez que Centrifugados es el acontecimiento cultural más importante de Extremadura, y no me equivoco. Es una fiesta llena de editores independientes que publican con criterio, de autores que escriben (algunos incluso no publican) y muchas sorpresas. Este año no será menos. La feria ha ido creciendo desde que se hizo la primera edición en la desangelada plaza del mercado. Afortunadamente Las Claras es un mejor lugar de acogida. Me temo, no obstante que faltará espacio este año y que, tanto la mañana como la noche en el Impacto, estará abarrotada de amantes insatisfechos. 
Una habitual de la cultura y de la feria es Olga Ayuso que ya ha anunciado la pasta que gastará en estos dos días y medio (creo que al menos tendré el honor de invitarla a comer uno de esos días). Unos más y otros menos, pero todos arañaremos en la cuenta para conseguir buenas joyas de esta feria de las letras. Si alguien me busca esos días me verá allí, siempre, a todas horas. Gracias Chema por haber traído aire fresco a la ciudad.
En otro orden de cosas ya os dije que esta noche se estrena en Plasencia "Las Pelópidas". Esta noche, también a las 20,30, comienza un ciclo de citas feministas en el Underground. Lo organiza una Asociación que a mí me mola mucho pero que suele producir urticaria en otras personas: Ocho de marzo y en este primer encuentro está la poeta Judith Rico y la cantante Omega Guoman. Aparte del arte que derrochan seguro que la performance va a ser interesante. 
El domingo, sí, el domingo, se presenta en la Sala Verdugo Poemas desde la otra orilla. Edita Caleidoscopio y creo que el poeta Iván Sánchez tiene también mucho que ver en ello. Más citas literarias habrá el viernes próximo. Dos, de De la luna libros en Tanhaüser y un par de exposiciones de pintura y fotografía suenan a priori interesantes en Las Claras. ¿Alguien da más?

27 enero 2018

Refugio en la adversidad (27/017208) Viernes Culturales.

Hubo un tiempo en que mucha gente cultureta pedía que los eventos se organizaran de manera que no coincidieran. Al objeto de responder a ese deseo se creó, con Ángel Custodio, la Concejalía de "bla, bla, bla y Coordinación Cultural". Yo tuve la suerte de compartir con él unos buenos años de cultura placentina así que sé de primera mano que esa misión estaba condenada al fracaso desde el primer momento. Hay, afortunadamente, más actos culturales que viernes en la semana y en el mes. El problema es que, como a quien le gusta el deporte, a quien le gusta la cultura le gusta toda entera. También hay deshonrosas excepciones de quienes solo acuden a lo suyo.
Ayer sin ir más lejos hubo de elegirse entre el último encuentro de la Obra Abierta, esa magnífica iniciativa que ha tenido un grupo ciudadano encabezado por Santiago Antón, con la ponencia de María del Mar Lozano Bartolozzi, profesora catedrática de la Universidad de Extremadura y artífice de muchas actividades de arte contemporáneo en la región; una magnífica obra de teatro representada por Algazara y Punto  Teatro (me encontré a los actores y al director recogiendo los enseres tras finalizar el acto y me comentaron que había habido más mierda de la esperada); y por último el acto que a mí me convocó que fue la presentación de Muerte por Ausencia, del profesor Marino González. Yo había tenido la suerte de ver la obra teatral pero ahora se trataba de conocer los entresijos del "mismo libreto que han usado los actores", como él afirmó, y de toda la tarea literaria que hay detrás. Además, aunque como ya sabéis a mí me gustan menos las presentaciones entrevista que las clásicas -porque en estas últimas hay muy buenas piezas literarias-, en la presentación de Juan Ramón Santos pudimos saber muchas cosas de los inicios de la Editorial De la Luna, de los 25 años que celebra este año y de los recientes proyectos culminados y los futuros. Un placer escuchar a Marino contar y recitar con esa voz tan profunda alguno de los poemas del libro. Además un placer charlar con algunas de las gentes del mundo literario de Plasencia, como el irónico Nicanor (Te tendré que matar es su última creación) y tomar una cerveza en la librería más interesante de la ciudad. En fin, no tenía elección y espero poder ver la obra de teatro en una nueva representación y que la Obra Abierta acabe exponiéndose aquí.
El próximo viernes más. Las Pelópidas, un clásico del teatro contemporáneo representado por Suripanta. Yo que tú no me lo perdía. Hablar de los niños del coro me interesa menos, siempre tendrán audiencia asegurada.
Falta un mes para el cuarto encuentro de Centrifugados. Reservad la fecha el último fin de semana de febrero para la actividad cultural más importante celebrada en la provincia de Cáceres.

20 enero 2018

Refugio en la adversidad (20/01/2018) De película.

No imaginé, al empezar esta columnita que hablaría alguna vez de un cine privado como el Alkázar, a lo sumo imaginaba hablar de la Filmoteca que proyecta, cada jueves a 1€, películas fuera de circuito comercial pero muy buenas. Imaginaba hablar algún día de cómo la filmoteca se trasladaba a los Multicines Alkázar porque lograr que Plasencia tuviera filmoteca fue un éxito pero que mejoren las condiciones de la Sala va a ser complicado. 
En cualquier caso el 22 y 23 de enero en pases a las 18:00 y 20:00 horas tenemos un documental (de 2015 nadie se había atrevido hasta ahora a proyectarlo aquí) sobre Florencia y la Galería Uffizi. Se trata de una proyección en 4K que nos muestra el esplendor del Renacimiento de la mano de uno de sus protagonistas: Lorenzo de Médici, a la sazón Gobernante, no de cargo, pero sí de hecho de la República Florentina. La película viene precedida de buenas críticas (como digo lleva años circulando) y uno que ve la afición a las artes y, en particular a la pintura, en esta Perla del Valle, imagina que habrá colas inmensas para sacar la entrada en los días mencionados (los que me conocéis sabéis que esto es ironic mood ya que lo normal va a ser que no porque los grandes pintores placentinos no necesitan aprender nada del Renacimiento). 
El cine es un gran invento y afortunadamente casi todas las películas de estreno se proyectan aquí (casi), aunque es verdad que el precio es un inconveniente si tienes que pagar un par de entradas y algunas chuches. Yo suelo pedir recomendación -y aprovecho esta columna para nombrarlo- a Carlos Sánchez (El Carlista), hombre renacentista como Lorenzo, que además de escribir (sin publicar, como servidor), de ser una de las personas más cultas que conozco y de ser Guía en Yuste, entre otras muchas cosas, mantiene en FB una crítica continua de películas proyectadas en la city, tanto en la filmoteca como en el cine privado. Me da en la nariz que su próxima crítica va a ser la de "Tres anuncios en las afueras", película que estoy deseando ver. 
Dicen que al cine como tal le quedan un par de años, ¿quién sabe? Por si acaso habrá que ir con frecuencia antes de que desaparezca, aunque por otro lado ya se predijo su muerte cuando se inventó la tv. y fíjense si ha llovido.

11 enero 2018

Refugio en la adversidad (12/01/2018) Más que pólvora.

Quería hablar de la iniciativa privada y de bares como Impacto, que anda de veinticinco aniversario. Quería contar algo de los Tributos (que a mí no me molan pero que dan mucho juego) y de si hay otras iniciativas privadas que aporten algo a la cultura, pero la literatura se impone esta semana de forma brutal en Plasencia. 
El sábado nos visita de nuevo Espido Freire a las 20:00 horas en Tannhäuser. Como una autora normalita nos presenta su Premio Azorín 2017 por una novela muy documentada sobre los Romanov y la última Zarina que aportó (Alejandra). Me pregunto cuánta gente cabe en la librería de la Rúa Zapatería y si habrá que hacer cola para poder ver a la autora. Recuerdo otra visita estelar de Isabel Allende, esta vez en El Quijote. No hice intención de verla, tampoco veré a Espido. Ya la saludé, hace tiempo cuando vino al Aula de Plasencia, aunque ella no se acordará de mí, ni tampoco lo hará aunque volviera a presentarme el sábado. Mejor leer. 
El mencionado Aula que dirigen Juan Ramón Santos y Nicanor Gil nos trae el miércoles 17 a Kirmen Uribe, su primera novela fue, aparte de un bombazo, un descubrimiento y va a ser bueno ver cómo ha progresado su universalización (en particular en los EE.UU.). Esto será en el Aula Verdugo.
Además al día siguiente la mecha de la pólvora arde de nuevo gracias a Edurne Portela. Sí, también vasca (y van tres) y también muy internacionalizada. "Mejor la Ausencia" es una novela muy de actualidad, muy de adolescente, muy de telón armado de ETA. Seguro que ese día, en La Puerta, habrá menos gente, pero quizá sea más interesante así.
¡Ah!, a lo largo de esa semana tenemos exposición de pintura con quienes han ganado y participado en el Salón de Otoño, así como dos conferencias y una mesa redonda, y el sábado, también en el Teatro Alkazar, vuelve una vez más la Film Symphony Orchestra. Esta vez toca a favor de AUNEX, si no tenéis entrada es difícil que podáis adquirirla ya, pero intentadlo porque merece la pena pasar un buen rato con música que todos conocemos.
Empiezan mis exámenes el 22 y probablemente esta columna, inspirada en la frase de mi idolatrado Diógenes, se retrase o sea menos evidente, pero probablemente tampoco la vas a echar en falta. En todo caso, mejor leer, esta semana no tienes excusa.

06 enero 2018

Refugio en la adversidad. (06/01/2018). Los tres cerditos.

Pasada ya la barbarie navideña con las mencionadas, y no excelentes,  actuaciones de ballet en Plasencia, así como la magnífica presentación de Álvaro en (¿cómo va la cultura en Plasencia? Me preguntaron gentes de letras venidas en las fiestas. Queda...) Tanhaüsser, y a la espera de la exposición conmemorativa del Salón de Otoño con sus tres días de ponencias hay que hablar de tres Centros que mantienen viva la cultura [en el sentido que la palabra invoca] en la ciudad. Son centros más allá de lo formal,  de adscripción no gratuita que cuentan con el favor popular y mantienen la vida a pesar de las dificultades. Como tres cerditos acosados por el lobo de los presupuestos resisten año tras año (y ya van muchos). El primero es el Complejo de Santa María, donde la Diputación mantiene el Conservatorio de Música que ha sacado a la luz buenos intérpretes, la Escuela de Danza y la de Bellas Artes con tres disciplinas. Ese Centro ha contribuido a la denominación pretenciosa de la Venecia Extremeña para referirse al ambiente cultural que reina aquí. Los conciertos y las exposiciones son siempre magníficos y el alumnado se forma, en algunas especialidades desde los seis años, en las disciplinas artísticas tan denostadas en la Educación Formal hoy. 
El segundo Centro es la Escuela Oficial de Idiomas. Uno no entiende cómo un título que es tan difícil de conseguir tiene tan poca validez en las estructuras académicas, pero a pesar de todo la vitalidad de los idiomas en esta ciudad es meritoria. Tanto la dirección de Manolo, como la de su sucesora María Jesús han hecho siempre mucho más por los idiomas que lo que se les da. Es un Centro con vida, lleno de certámenes y concursos. Alguno como el de los postres navideños ha sido muy suculento.
El tercer cerdito es la Universidad Popular de Plasencia que se encamina a su decimoctavo cumpleaños. No existe un Centro aquí con más alumnos que el que alberga el viejo molino, edificio declarado Patrimonio Industrial de Extremadura. Podría pensarse que esa simple denominación diera dineros suficientes para hacer un Plan Director, pero nunca ha sido posible. A pesar de todo más de mil alumnos se matriculan en él cada cuatrimestre. La próxima programación está a punto de comenzar así que si les gusta la cultura permanezcan atentos a las noticias y a las Redes Sociales. Como en el cuento de los tres cerditos construyen las casas con los mejores medios de que disponen para resistir las embestidas del lobo de la crisis, que comenzó a soplar en 2007 y aún no ha dejado de hacerlo. Les animo a ayudar a sujetar estas tres casas de sabiduría.

31 diciembre 2017

2018. ¡Aviso! Abstenete de leerlo si eres gente flower power de milagrosas vidas donde todo es paz y armonía.

No creo en el azar, o sí creo, pero no me compensa nunca o casi nunca. Ni creo en el esfuerzo que tampoco me ha dado mucho aparte de más trabajo. Así que desear feliz año nuevo no es más que un deseo tan bienintencionado como improbable. La vida, como ya he dicho otras veces, son dos días felices y sería contra pronóstico que esos días sucediesen en el 18. Seguiremos sin más el ciclo natural de envejecimiento y el ciclo social de retroceso y empobrecimiento. A pesar de todo y para que nadie diga que soy raro, que sin embargo lo soy, os deseo a todos un año 2018 mejor que el que acaba, lo cual tampoco debería ser muy difícil. Besos y abrazos. Mañana volvemos a iniciar la pelea de supervivencia en este valle de lágrimas.
Si esta parte os ha parecido triste y dura puedo decir lo que todos queremos oír. El año 2018 será genial. Todo os va a ir bien. No dejes de disfrutarlo desde el primer momento. La actitud positiva te hará todo más sencillo. Este será el año que cambiará tu vida para siempre  llenándote de vida, paz y felicidad.

Refugio en la adversidad (31/12/2017) Pasos de salón.

Dos eventos importantes, que tenemos que anotar en la Agenda, suceden a primeros de enero de 2018. El primero de ellos son los Premios San Fulgencio que se entregan el 16 de enero a personas que han hecho cosas por Plasencia. Estos premios, nombrados por una comisión de la que desconocemos sus nombres, recogen las aportaciones de corrillos que proponen a los candidatos -ya que no hay un sistema directo de propuesta ni votación- y siempre han tratado de tocar todos los palos sociales para contentar a muchos. Así, siempre ha destacado a una Asociación, a alguien de los Medios de Comunicación (para asegurarse la difusión), a un empresario, a un artista, a alguien del PSOE y a alguien de la Iglesia. Este año no parece haber empresarios, más allá de la diseñadora de Moda Miriam Cobos que se ha abierto un hueco en el mortífero mundo de la moda (recuerden la polémica sobre el plagio que le ha realizado Daviddelfin), ni tampoco hay nadie de la Iglesia (dicen que las relaciones son ahora menos fluidas), pero se premia a Álex, un futbolista que dicen salió del campo de fútbol San Miguel, dos escritores que han firmado muchas lineas de calidad, que son traducidos a idiomas, que aparecen en los libros de texto, sobre quienes se hacen Congresos y que llevan el nombre de Plasencia en sus libros y en su vida. Uno es GHB, nombre que surgió a raíz de la polémica suscitada por, el ahora también premiado, Álvaro Valverde. La Comisión, según se dijo entonces, ya tenía en cartera dichos nombres. Además se premian los 20 años de AFADS, que trabajan incansablemente contra el Alzheimer y siempre con una sonrisa, a España Directo y al fallecido Juan Ramón Ferreira. Esa noche va a ser especial solo por escuchar algunas palabras de los premiados. Este año, también recibirán un cuadro del pintor Mr. Piro, eso es bueno porque sería magnífico distinguir a los premiados, ya que no hay dinero de por medio, con una obra que siempre les recordase su labor, más allá del plafón que se les entrega habitualmente.
Además en el inicio del 2018, a raíz de una iniciativa promovida durante años por Santiago Antón y otros que se le unieron a la petición, se celebrará el aniversario (¿40?) del Salón de Otoño de Plasencia (Obra Abierta) aunque dicho premio apareció en 1979. Una exposición, y un ciclo de conferencias [Trazos de Salón] con figuras como Tomás Paredes, Lozano Bartolozzi, y una mesa redonda moderada por Álvaro Valverde con Moran, Manzanares y Moroño, devolverán el arte a los salones de Las Claras. Sería bueno que los innumerables pintores que colorean lienzos en Plasencia, algunos de ellos se autoconsideran la revelación más significativa del arte desde Monet, llenaran los encuentros. Me temo que no será.